Migliori Siti
Stai visitando un sito presente nelle classifiche.
Alcune informazioni sul sito che stai visitando:
Punti: 0  Visite totali: 263   Giudizi: 0 
GIUDIZIO MEDIO: 0.00% su 100
Vota questo sito
Maggiori Dettagli su questo sito
Ritorna in Net-Parade
Prossimo sito

santamadrededios.blogspot.com


santamadrededios


"Madre de la Divina Gracia" es un sitio dedicado a honrar a la Madre de Dios y a meditar sobre los misterios de su vida.
Varie
hijodemaria
E' il blog santamadrededios.blogspot.com di hijodemaria. L'utente hijodemaria, blog santamadrededios.blogspot.com
Madre de la Divina Gracia Madre de la Divina Gracia Madre de la Divina Gracia viernes, 8 de septiembre de 2017 Fiesta de la Natividad de la Sant sima Virgen Mar a Natividad de Mar a Sant sima. Hoy la Iglesia celebra la Sabidur a y el Amor creador de Dios, plasmados en una creatura que sobrepasa a los ngeles y santos en santidad, hermosura, humildad, belleza celestial y gloria divina, de grado tal, que puede decirse que solo es superada por Dios Hijo encarnado, Cristo Jes s. Esta creatura, en la que est incoada la Nueva Humanidad redimida por la Sangre y la gracia del Cordero, es la Virgen y Madre de Dios, Mar a Sant sima. Como Iglesia, celebramos el Nacimiento de Aquella que habr a de ser Virgen y Madre de Dios y para ello es que fue concebida como Inmaculada Concepci n, es decir, sin la mancha del pecado original, pero no solo, sino tambi n inhabitada por el Esp ritu Santo, que colm su cuerpo pur simo y su alma bienaventurada desde el instante mismo de su concepci n sin mancha. Como Iglesia, celebramos el Nacimiento de la Mujer del G nesis, Aquella que habr a de aplastar la cabeza de la Serpiente Antigua, al ser hecha part cipe, por su humildad incomparable, de la omnipotencia divina. Como Iglesia, celebramos el Nacimiento de la Mujer del Calvario, Aquella que, al pie de la Cruz, y en medio de los dolores inenarrables de su Inmaculado Coraz n, provocados por la participaci n m stica de los dolores de su Hijo crucificado, habr a de ser Nuestra Madre celestial, por encargo directo y expl cito de Dios H